Ofrenda de Galicia al Santísimo Sacramento

Ofrenda Catedral de Lugo 

[Lugo – María José Campo] La Catedral de Lugo, celebró la Ofrenda de Galicia al Santísimo Sacramento el día 13 ed junio.Lugo es conocida por el privilegio de tener expuesto día y noche, todos los días del año, en el Altar Mayor de la Catedral el Santísimo Sacramento, en una hermosa custodia. Desde el siglo XVII los mandatarios municipales de las siete ciudades del Antiguo Reino de Galicia, por turnos rotatorios anuales, presentan la Ofrenda a Jesús Sacramentado.

Este año el Obispo de Mondoñedo-Ferrol, Mons. Manuel Sánchez Monge, presidió la Eucaristía por corresponderle a Mondoñedo realizar la Ofrenda. Concelebraron el Arzobispo de Santiago, Mons. Julián Barrio; el Obispo de Tui Vigo y Administrador Apostólico de Ourense, Mons. Luis Quinteiro Fiuza; el Obispo Emérito de Tui Vigo, Mons. José Cerviño; el Obispo de Astorga, Camilo Lorenzo; el Obispo de Lugo Mons. Alfonso Carrasco Rouco, y el Prior de la Colegiata de A Coruña, D. Rafael Taboada. 

Ofrenda a Jesús Sacamentado

El Delegado oferente fue el alcalde de Mondoñedo, D. Manuel González Cruz. Mons. Sánchez Monge comenzó su homilía haciendo referencia a la actitud y respuesta de Jesús: "Ante los problemas del mundo Jesús no se despreocupa. Se implica y nos implica porque no vive para sí mismo, sino que más bien se desvive por los demás. Cuando ve Jesús que la gente está agotada no les despide para que cada uno se las arregle como pueda, sino que se implica en el problema y ofrece una respuesta liberadora". En relación con las festividades de Corpus señaló que: "Jesús no se contenta con dar a la gente alimento que perece. El está dispuesto a darse a sí mismo como comida y bebida de salvación. Como respuesta a las crisis del mundo, – nun mundo interdependente, galiza  e os galegos e galegas tamen sofren as consecuencias dunha crise global e sistémica que agudiza as contradiccións e desigualdades, que cómpre resolver e non anestesiar-, Jesús no se instala en la queja y en la denuncia sino que ofrece el acto de amor más grande, el sacrificio de sí mismo por amor. Pero el sacrificio no será de holocausto, sino de comunión para que sirva de alimento y medicina a la humanidad deprimida". "Si por amor el Hijo de Dios se hizo carne, ahora por amor se hace Pan para alimentar y divinizar al hombre. Si por amor se quedó con nosotros, ahora por amor entra dentro de nosotros por medio de la comunión. Cristo es pura generosidad, nos lo dio todo y se dio del todo".En un momento de su intervención, el Obispo de Mondoñedo se refirió al Año sacerdotal y a la necesidad de presbíteros: "Sin sacerdotes, no hay Eucaristía. Y sin Eucaristía no hay Iglesia. ¿Cómo podrán celebrar la Eucaristía muchas de nuestras comunidades dentro de cinco o diez años? Necesitamos sacerdotes. Y los necesitamos con urgencia. Sacerdotes que no sólo repitan las palabras y los gestos de Jesús, sino que los vivan y ayuden a vivirlos".  

Para terminar, Mons. Sánchez Monge, recordó que: "La Eucaristía es una invención del amor. Al amor siempre se le ocurren cosas. El amor se las arregla para salvar distancias, porque todo amor exige presencia".

Ofrenda Lugo

Ofrenda Lugo