Nuevo Comedor Diocesano San Froilán

  Nuevo comedor San Froilán

   El Comedor diocesano San Froilán comenzó su actividad el 2 de diciembre de 2002, en los locales del antiguo Seminario Diocesano de Lugo.

   Fue una iniciativa surgida a raíz del año jubilar 2000, a propuesta del Obispo de Lugo en aquel momento, Fray José Gómez González.

   Era un ambicioso proyecto que fue asumido de inmediato por la comunidad diocesana.

   La Iglesia de Lugo es consciente de las necesidades reales que nos rodean y responde a ellas con generosidad y solidaridad. Existe un número considerable de personas que viven en condiciones límite y que dependen de la ayuda y el favor de otros para poder alimentarse diariamente.

   Todos los implicados en la labor del Comedor San Froilán pretenden paliar en lo posible las necesidades de estas personas “y no por caridad, sino por justicia”.

 

Ampliación de las instalaciones

   La ampliación del comedor responde a la necesidad de hacer frente al incremento de las necesidades y la demanda de ayuda. La nueva ubicación del Comedor, en el Palacio de Velarde, propiedad de la Diócesis de Lugo, posibilita la asistencia y atención ante las nuevas urgencias que van surgiendo. Es muy significativo el aumento de las demandas. La entrada a las instalaciones está situada en la C/ Armañá.

 

Coste de las obras y financiación

   El coste de las obras asciende a 300.000 €. Se han sufragado con donativos de sacerdotes y particulares y, en su gran mayoría, con fondos procedentes de la Diócesis de Lugo.

 

Personal y voluntarios

   La actividad del Comedor San Froilán fue asumida desde sus comienzos por la Comunidad de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en Lugo, actualmente lo regentan dos de sus religiosas, y cuentan con una persona contratada a tiempo completo y otra a media jornada.

   Están asistidas por la inestimable ayuda de una veintena de voluntarios que reparten las comidas a diario.

 

Aportaciones

   El comedor San Froilán reparte comidas todos los días del año. El coste de las comidas se reparte de la siguiente manera:

  • Las parroquias asumen el pago de las comidas que se sirven a domicilio.
  • Cáritas Diocesana de Lugo, asume las comidas de los transeúntes.
  • Por otra parte, todos los días, se reciben donativos y aportaciones en especie por particulares, sacerdotes, congregaciones religiosas…

Las empresas colaboradoras, de forma absolutamente desinteresada, son: 

  • Cárnicas Friarte
  • Frutas Lugo
  • Grupo Clinor
  • Grupo Sara de Castro de Riveras de Lea
  • IFA Cash
  • Ingapán
  • Jamones González
  • Migas Pastelería
  • Panadería Illán
  • Pastelería Ousá
  • Torre de  Núñez