La Cruz del Papa en O Cebreiro

 

La  “Cruz de los jóvenes” ha visitado los lugares más recónditos de la Tierra: entró en los países de la Europa comunista, y pasó por la Puerta de Brandenburgo, una vez caído el muro de Berlín; visitó la Zona Cero de Manhattan tras el atentado de las Torres Gemelas… 

La Cruz de los Jóvenes que ha recorrido todo el mundo pasó por O Cebreiro 

El viernes, 16 de julio, la Cruz de los jóvenes procedente de la diócesis de Ourense entró en la de Lugo por O Cebreiro. El acto de acogida, estuvo presidido por el Obispo de Lugo, Mons. Carrasco Rouco y tuvo  lugar en el Santuario, a las 18h.  O Cebreiro es un referente para la fe por ser entrada del camino francés. Es, además, un santuario centrado en la Eucaristía y de gran devoción mariana.

Desde O cebrerio, la Cruz fue trasladada a Samos, al Monasterio de Benedictino, casa de oración y acogida a peregrinos. Allí se celebró una Vigilia de Oración a las 22h. Y, al día siguiente, se celebró la Eucaristía a las 12h.

La llegada de la Cruz, y del icono de la Virgen que la acompaña, a nuestra Diócesis es un acontecimiento mundial donde se expresa de modo extraordinario la fe de cientos de miles de jóvenes que la han llevado por todo el mundo. Desde el año 1984, en que el Papa Juan Pablo II entregó esta Cruz a los jóvenes con el encargo de transportarla por el mundo, la  “Cruz peregrina” ha visitado los lugares más recónditos de la Tierra: consiguió entrar en los países de la Europa comunista, para terminar pasando por la Puerta de Brandenburgo, una vez caído el muro de Berlín; visitó la Zona Cero de Manhattan tras el atentado de las Torres Gemelas; en el 2000 presidió el memorable Vía Crucis de Juan Pablo II en el Coliseo romano. Fue transportada en trineo por los esquimales del Canadá y recorrió el archipiélago filipino en barca…  La Cruz de los jóvenes, de 3,8 m de altura, estará en nuestra Diócesis por primera vez. Cientos de jóvenes están convocados a participar en todos estos encuentros. Se trata de un acontecimiento importantísimo para todos nosotros.