El Obispo acompaña al Breogán en una ofrenda floral en la Catedral

  El Obispo de Lugo acompaña a los jugadores del Breogán en una ofrenda floral a la Virgen de los Ojos Grandes

El Obispo con el Breogán

   Es tradicional ya en nuestra en nuestra diócesis que la plantilla del Club de Baloncesto Breogán se desplace a la Catedral de Lugo para hacer una ofrenda floral a la Virgen de los Ojos Grandes, patrona de la ciudad de Lugo. Así fue también este año, en el que tuvo un especial protagonismo Mons. Alfonso Carrasco Rouco, aficcionado desde joven a este deporte y seguidor asiduo de los encuentros de este equipo lucence. El Obispo recibió a la plantilla del Breogán y a sus directivos en la sacristía de la Basílica y les hizo de guía en el interior del templo hasta llegar a la capilla de la Virgen, una joya del barroco gallego, donde el prelado también explicó la historia de la misma y dirigió la oración que acompañó a la ofrenda floral.