Misa Crismal en la Catedral de Lugo

La Catedral de Lugo acogerá la celebración de la solemne Misa Crismal el próximo martes a las 11.00 h. Estará presidida por el Obispo de Lugo, Alfonso Carrasco Rouco, siendo la primera celemonia en la que reúne de forma oficial con el presbiterio diocesano. Después de la Eucaristía, los asistentes participarán en una comida de confraternidad en el Seminario

    La Misa Crismal que celebra el obispo con todos los presbíteros de la diócesis, es una de las principales manifestaciones de la plenitud sacerdotal del Obispo y como signo de la unión estrecha de los presbíteros con él. En ella se consagra el Santo Crisma y se bendicen los óleos de los catecúmenos y de los enfermos.

    El Santo Crisma, es decir el óleo perfumado que representa al mismo Espíritu Santo, nos es dado junto con sus carismas el día de nuestro bautizo y de nuestra confirmación y en la ordenación de los diáconos, sacerdotes y obispos. La palabra crisma proviene de latín: chrisma, que significa unción. Así se llama ahora al aceite y bálsamo mezclados que el obispo consagra este día para ungir a los nuevos bautizados y signar a los confirmados. También son ungidos los Obispos y los sacerdotes en el día de su ordenación sacramental.

    El óleo de los catecúmenos se utiliza en los bautizos, y el óleo de los enfermos en el sacramento de la unción. Su uso lo atestigua el apóstol Santiago, como remedio las dolencias de alma y cuerpo de los enfermos. El aceite simboliza el vigor y la fuerza del Espíritu Santo. Con este óleo el Espíritu Santo vivifica y transforma la enfermedad y la muerte en sacrificio salvador como el de Jesús.