Historia

[NOTA de 2016. Este texto procede de la primera web de la diócesis de Lugo en 1996. Están pendientes de actualizar los nombres de lugares para adaptarlos a la toponimia oficial en gallego. Estamos trabajando es eso en todos los artículos antiguos de la web]

Historia de la Diócesis de Lugo

 

  • ORIGEN

  • EXTENSIÓN INICIAL

  • PRIMERAS DESMEMBRACIONES

  • AGREGACIONES Y NUEVAS DESMEMBRACIONES

  • LUGO, METROPOLITANA

  • DEMARCACIÓN ARCIPRESTAL

  • ÚLTIMA MODIFICACIÓN DE LÍMITES


ORIGEN.

    Se desconoce la fecha exacta o aproximada en que Lugo (la Lucus Augusti de los romanos) se estableció la primera comunidad cristiana. Tenemos por seguro que la evangelización inicial llegó e estos parajes ya en la segunda mitad del siglo primero.

Algún documento del último tercio del siglo VI (los Capitula Martini) parece abonar la tesis de que la sede lucense nace con los timpos apostólicos. Otros documentos de los siglos VIII, IX y X recogen esta tradición, que, por otra parte, pudiera confirmarse, admitida la evangelización de Santiago en Galicia, por el gran número de iglesias a él dedicadas (117 en los actuales confines -más casi que en el resto de Galicia- aunque ninguna de ellas en los arciprestazgos de Caurel y Monforte).

Aun cuando algunas pudieran haberlo adoptado como titular en época posterior, ciertamente muchas lo tenían ya en fecha anterior a los comienzos del siglo IX, en que aparecen los restos del Apóstol, y en gran número se hallan situadas en los caminos romanos que cruzaban en los diversos sentidos la región luguesa.

Lugo pudo haber sido evangelizada por el Apóstol o por sus coetáneos, y también el punto de partida de algunas de sus correrías apostólicas, máxime teniendo en cuenta que la evangelización comenzó a irradiarse precisamente desde los núcleos más importantes de población, y desde las ciudades al campo.


EXTENSIÓN INICIAL.

Tuvo que ser muy dilatada en un principio puesto que dentro de la demarcación comprendida en el llamado Convento Jurídico Lucense, en los cinco primeros siglos última etapa de la época romana solamente hay noticia de la existencia de las sedes de Lugo, Iria (=Celenes?) y Orense.

Aunque sea discutible el Concilio Lucense del 569, no se puede dudar de que en fecha no lejana al mismo territorio diocesano, además de la ciudad de Lugo y sus alrededores, Quiroga, Servios et Cabarcos estaba integrado por los once condados llamados Chamoso, Sobrada, Navia, Pallares, Sarria, Páramo, Pallares, Deza, Dorra, Ulla, Narla y Montenegro, que comprendían toda la actual prvincia de Lugo, una buena parte de La Coruña, y algo de las de Pontevedra, Orense, León y Oviedo. Creemos que, aproximadamente, la mitad de la Gallaecia romana.


 PRIMERAS DESMEMBRACIONES.

Hacia mediados del siglo VI surge la nueva sede de Bretoña en el territorio norteño de la lucense, con lo que ésta pierde el terreno enmarcado entre los ríos Sor y Eo (más lo que tenía en Asturias), el Cantábrico y la Tierra Llana.

Posteriormente, en el siglo IX se erige la diócesis de Oviedo sacándole a la de Bretoña, temporalmente desaparecida a consecuencia de la invasión sarracena, la zona asturiana de la margen derecha del Eo que ya había sido de Lugo, y dándole además varios territorios de interior de esta última, territorios que pagaban el censo a Oviedo, aun cuando la atención espiritual la recibían de la sede lucense.

Hacia el año 867 se instala en el territorio de Bretoña al obispo dumiense, afincando la sede en San Martín de Mondoñedo, nombre que ya prevalecería en lo sucesivo, y Alfonso III, el Magno, le hace entrega de los territorios ed Besancos, Tasancos y Prucios (probablemente la comarca comprendida entre el Sor y El Ferrol) que formaban parte del condado de Montenegro y que fueron seguramente hasta entonces de la sede luguesa.

Más tarde, año 916, se le doan a la sede mindoniense varias parroquias de la zona norte del actual arciprestazgo de Sabiñao, y posteriormente otras cercanas a ellas de la comarca de Monterroso-Abeancos. Ello movió que en 1062 el Obispo de Lugo provocara una permuta con el de Mondoñedo, por la que éste cedía los aludidos territorios a cambio de otros que el de Lugo le dio en el antiguo condado de Sobrada (zona de la actual Tierra Llana). No obstante, en 1285 se promueve pleito por los territorios de Abeancos que quedad, en parte, en poder de Mondoñedo hasta 1954.


AGREGACIONES Y NUEVAS DESMEMBRACIONES.

A consecuencia de la invasión sarracena, y que en aquel entonces no podían aun restablecerse las sedes episcopales, Alfonso II, el Casto, en 832 concede a Lugo todas las ciudades de Braga y Orense, a condición de que, al ser restauradas estas sedes, aquella les devolviera sus territorios.

Orense fue restaurada en 886, y a ella le asigna Alfonso III los límites que de antiguo tenía (los mismos, según parece, que tuviera desde el Concilio Lucense del 569), pero algún motivo debió surgir de inconformidad, pues se promovió pleito por la comarca de Peroja-Cusanca, pleito largamente debatido y resuelto definitivamente por el Papa Lucio III en agosto de 1185 al parecer en favor de Orense.

Braga fue restablecida hacia 1071, y, claro está, se le devolvieron sus pertenencias. Con este motivo parece que Oviedo debería reintegrar a Lugo algo de lo que a su costa se le había dado. Esto también dio ocasión a otro largo pleito sustanciado entre ambas por Pena Clamatoria, Monte-Río a pando de Zain Montealto, Areas de Maestro y Tres-Fuentes.

Ordoño II, en 916, dona a León los territorios lucenses comprendidos en los arcedianatos de Navia, Triacastela y Valcárcel. Esta donación se refería, como en ocasiones anteriores, a efectos económicos, pues en cuanto a régimen pastoral las parroquias donadas tenían que ser atendidas por la Iglesia de Lugo.

Esta reclamó dichos territorios a aquella, al ser restaurada Braga según creemos, de acuerdo con los principios establecidos en las diversas agragaciones territoriales. Largo y pesado fue el pleito, pues duró por lo menos desde 1095 hasta cerca del 1300, sin que sepamos a ciencia cierta cómo fue resuelto, aunque nos parece que debió de ser a favor de Lugo en lo referente a Triacastela y Valcárcel, ya que el primero pertenece a Lugo desde tiempo inmemorial y el segundo fue de Lugo hasta 1954.

Más abajo insertamos la última reforma de límites realizada en 1954.


LUGO, METROPOLITANA.

El Reino suevo, que comprendía más que la Gallaecia romana, quedó dividido en dos sínodos: el bracarense y el lucense, hecho que ocurrió hacia el año 560. Con este motivo la sede lucense quedó constituida en sede metropolitana del sínodo de su nombre, que abarcaba las sedes de Lugo, Tuy, Iria, Bretoña, Orense y Astorga. Leovigildo dio al traste con esta dignidad de la sede de Lugo, después de consquistar el reino suevo en 585 y colocar en nuestra ciudad como obispo al arriano Becila y desterrar al metropolitano Nitigio.

Reconquistada Lugo hacia el 745 por Alfonso I del poder de los árabes, quienes parece la habían sometido desde el 713, e instalado Odoario en esta sede, volvió a gozar del carácter metropolitano hasta la restauración de Braga hacia 1071. Como durante este período Braga estuvo unida a Lugo los obispos, aunque residentes en Lugo, se intitulaban indistintamente lucenses, bracarenses o metropolitanos.

Al producirse el Cisma de Occidente las iglesias de Portugal prestaron obediencia a Roma. En cambio, las de Galicia, lo mismo que las de Castilla, se sometieron al Papa de Avignon, y desde esa fecha es sufragánea de Compostela.


DEMARCACIÓN ARCIPRESTAL.

La conocemos al menos desde 1645 en que figuraban en la Diócesis 39 arciprestazgos, a saber: Abeancos, Aguiar, Amandi, Bolaño, Camba, Castrovermún, Caurel, Cervantes y Cancelada, Cotos de Lugo, Chantada, Deza, Dozón, Farnadeiros, Ferreira y Ferreirúa, Ferreira de Pantón, Ferreiros de Balboa, Gomelle, Incio-Mao y Somoza, Ínsua y Taboada, Luaces, Maestrescolía, Monforte, Narla-Parga y Gayoso, Navego, Neira de Jusá, Pallares, Paradela, Páramo y Goldrame, Picato, Reboredo y Ventosa, Santalla de Rey, Sarria, Sabiñao y Sardiñeira, Trasdeza, Ulloa y Repostería, Valcarce, Vallepedroso.

En el mapa del Obispado, confeccionado en 1768 por mandato del Sr. Sáenz de Buruaga (y recibido cuando ya él estaba en Zaragoza), Dozón aparece unido con Camba, Cervantes sin el yuxtapuesto de Cancelada, Taboada sin Ínsua y Ulloa sin Repostería, aun cuando los territorios eran los mismos.

En dicho mapa figura, con la denominación “Abadía de Samos” un coto formado por catorce curatos en que se integraban 35 parroquias y tres prioratos benedictinos. En ese coto ejercía jurisdicción, como Abad “Nullius Dioecesis”, el de Samos. También se advierte en dicho mapa que las parroquias de Doncos y Ousón pertenecen al Obispado de León.

Surge un nuevo arciprestazgo, el de Samos, cuando con motivo de la exclaustración y desamortización del siglo pasado pasa el coto de la Abadíoa a la jurisdicción diocesana, En el Arreglo Parroquial de 1890 aparece el arzobispado de los Cotos de Lugo desdoblado en dos: Cotos de la Derecha, y Cotos de la Izquierda (del río Miño). Aparece como único el de Ferreira de Gomelle, que abarca los territorios de los antiguos Ferreira y Ferreurúa y Gomelle. Desaparecen también los yuxtapuestos Cancelada, Mao y Somoza, Parga y Gayoso, Goldrame, Reboredo, Sardiñeira y Repostería.

Este Arreglo Parroquial, previsto en el Concordato de 1.851, lo decretó el Rvdmo. P. Aguirre el 9-VIII-1890, y fue refrendado por el Real Decreto de 22-VIII-1891 y Real Célula Auxiliatoria de agosto (sin día) siguiente.

En lo que va de siglo hubo nuevas divisiones arciprestales: el 31 de diciembre de 1934, el 9 de junio de 1942 (en que se reducen a 17 arciprestazgos con 23 tenencias), el 15 de septiembre de 1955, consecuencia de la rectificación de límites diocesanos, el 14 de agosto de 1964, el 23 de julio de 1970, el 14 de junio de 1985, y el 28 de septiembre de 1995. Figuran todas en los correspondientes Boletines del Obispado.


ÚLTIMA MODIFICACIÓN DE LÍMITES.

Es la realizada a consecuencia del Decreto de la Sagrada Congregación Consistorial, de 17 de octubre de 1954 (A.A.S., 47,456), prevista en el Concordato de 1953, y aceptada por le Gobierno español el 5 de agosto de 1955 (B.O.E. del 10).

Por ello perdió la Diócesis todas las parroquias que tenía en la provincia de León, amén de algunas de las de Lugo,adquiriendo en cambio casi todas las que tenían las Diócesis de Oviedo y Orense en la provincia de Lugo y las que tenía mondoñedo en el arciprestazgo de Mellid, de la provincia de La Coruña.

He aquí la relación completa:

1. PARROQUIAS SEGREGADAS DE LA DIÓCESIS DE LUGO.

a) Y agregadas a Astorga (18 principales y 9 anejas): AMBASMESTAS (con PORTELA, S. Juan).- BALBOA, Sta. Marina (con CANTEIGEIRA, S. Lorenzo).- BARJAS, Sta. Marina.- BUZMAYOR, Sta. Mª. Magd.- CASTRO, Sta. maría (era aneja de Cebrero).- FABA, S. Andrés.- GESTOSO, Sta. Eulalia.- LUSIO, Sta, Mª.- OSEO, S. Félix.- PEREJE, Sta. María Magd.- PRADELA, S. Pedro (con SOTELO, S. Bartolomé).- RANSINDE, Sta. Mª.- TRABADELO, S. Nicolás (con PARADA DE SOTO, S. Esteban, y SOTOPARANDA, Santa María).- VALCARCE, S. Julián (con LINDOSO, El Salvador).- VEGA DE VALCARCE, Sta. Mª. Magd.- VILLAFEILE, Sta. Cruz.- VILLAR DE CORRALES, San Pelagio (con CORRALES, S. Lorenzo).- VILLARRUBÍN, S. Pelagio.- VILLASINDE, S. Pedro (con HERMIDE, S. Cristóbal).

Debe advertirse que las parroquias de Buzmayor, Trabadelo, Parada de Soto y Sotoparada pertenecieron a la archidiócesis compostelana hasta el 15 de julio de 1895, fecha en que fueron agregadas a Lugo.

b) Agregadas a Mondoñedo (5 principales y 6 anejas): BAAMONDE, Santiago (con PACIOS, S. Martín).- CARRAL, S. Martín (con URÍZ, S. Esteban).- CASTRO, Sta. Mª. (con BÓVEDA, Sta. Eulalia).- PENA, Sta. Eulalia (con DONALBAY , S. Cristóbal).- PENA, S. Vicente (que era aneja de S. Mamed de Piedrafita).- VIRIS, Sta. Elena (con CERDEIRAS, S. Félix).

De la parroquia de Pacios, aneja de Baamonde, se decía en un libro de esta curia, de 1700, que era de la jurisdicción del Cabildo metropolitano de Santiago, el cual, como consecuencia del Concordato de 1851 y a la espera de los Arreglos previstos en el mismo, delegó la jurisdicción de esta parroquia en el Obispo de Lugo el 30 de mayo de 1871.

c) Agregada a Orense (una parroquia principal, que estaba en territorio de su provincia): ESPIÑEIRA, S. Pedro.

2. PARRQUIAS AGREGADAS A LA DIÓCESIS DE LUGO.

a) Procedentes de Astorga (10 principales y 9 anejas): BENDOLLO, Sta. Eulalia (con BENCILLO, Sta. Mª. y SEQUEIROS, Sta. Marina).- CEREIJIDO, Sta. María.- ENCIÑEIRA, Sta. Isabel (con VILLANUIZ, S. Ant.º).- FISTUS, S. Mamed (con BUSTELO, Sta. Bárbara).- MONTEFURADO, S. Miguel (con VILLASTER, Sta. Mª.).- PEITES, S. Martín (con PIÑEIRA, S. Cristóbal).- QUIROGA, S. Martín (con NECEDO, S. Lorenzo).- RIBAS DE SIL, S. Clodio (con RAIROS, Sta. Lucía).- SOTORDEY, Santiago.- VILLARMIEL, S. Lorenzo (con PARADASECA, S. marcos).

b) Procedentes de Mondoñedo (6 principales y 4 anejas): MELLID, S. Pedro (con MELLID, Sta. Mª.).- MOLDES, S. Martín (con VIMIANZO, Sta. Mª.).- NOVELA, Sta. Mª. (con LIÑARES, Santiago).- RIBADULLA, S. Vicente.- SAN ROMÁN, S. Pedro (con VARELAS, S. Martín).- VELLANTIME, San Pedro.

c) Procedentes de Orense (7 principales): BUBAL, El Salvador.- BUBAL, Sta. Eulalia.- CAMPOS, S. Román.- MARZÁS, Sta. Mª.- NOGUEIRA, Sta. Mª. de las Nieves.- TEMES, Sta. Mª.- TORBEO, Sta. Mª.

d) Procedentes de Oviedo (35 principales y 8 anejas): ARROJO, S. Martín.- BALLO, Sta. Marina.- BARCELA, S. Miguel.- BARCIA, S. Miguel (con MUÑÍS, S. José).- CABANELA, Sta. Mª.- CARBALLIDO, Sta. Mª. (con ACEBO, Santiago).- CASTAÑEDO, Santiago.- CEREIJIDO, Santiago.- CUIÑAS, S. Cristóbal.- DONÍS, S. Félix (con PANDO, Sta. Mª.).- FOLGUEIRAS, Sta. Eufemia.- FONSAGRADA, Sta. Mª.- FREIJÍS, S. Pedro.- GALLEGOS, Santiago.- HERNES, S. Pedro (con RIODOPORTO, S. Blas).- LAMAS DE MOREIRA, Sta. Mª. (con VIEIRO, S. Antonio).- LOGARES, S. Andrés.- MONASTERIO, El Salvador.- MONASTERIO, S. Bartolomé.- MOYA, Santiago.- NEGUEIRA DE MUÑÍZ, El Salvador.- NEIRO, S. Pedro.- OUBIAÑO, Santiago.- PENAMIL, Santiago.- PIN, Sta. Mª.- PUEBLA DE BURÓN, Sta. Mª. Magdalena.- PUEBLA DE NAVIA, Sta. Mª. Magdalena.- QUEIZÁN, Santiago.- RAO, Sta. Mª.- RIBÓN, Sta. Marina.- SON, Sta. Mª.- TROBO, Sta. Mª. (con MADERNE, S. Pedro).- VEGA DE LOGARES, Sta. Mª., (con TRAPA, S. Cipriano).- VILLABOL DE SUARNA, Sta. Mª., (con VILAR DE CUIÑA, Sta. Bárbara).- VILLARPANDÍN, S. Esteban.