Los Caminos en la Diócesis

Oración a Santiago Peregrino

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Señor Santiago, ante tu imagen de peregrino, queremos reafirmar nuestra condición de peregrinos, como peregrino fuiste Tú y Jesús de Nazaret. Somos unos peregrinos en búsqueda; no buscamos nada material, buscamos paz interna, capacidad de amor, de escucha y de entrega a nuestros semejantes. Buscamos unos principios que como personas necesitamos en el mundo de hoy, una escala de valores en nuestra vida para organizarla y organizarnos.

Aquí y ahora queremos reafirmar nuestra condición de cristianos, como Tú lo hiciste con el Martirio que tu sufriste por amor a Jesús de Nazaret.

Buscamos nuestra identidad de cristianos en un mundo descristianizado, falto de valores y de madurez cristiana.

En este mundo despersonalizante e indiferente ante el ser humano en su dimensión trascendente, queremos ser nosotros mismos, que nadie piense por nosotros, queremos ser nosotros quienes asumamos nuestros aciertos y nuestros errores, no queremos ser parásitos en un mundo que necesita vida; vivir y dejar vivir, en todas las dimensiones.

Señor, Tú nos quieres como somos, pero también esperarás algo de nosotros; queremos darte la alegría de tomarnos en serio nuestra vida y la de los demás, queremos ser testigos de Jesús viviendo y conviviendo con todos los seres humanos que nos rodean.

Ayúdanos a vivir una vida plena, que no caigamos en el vacío del materialismo, que el tener no nos esclavice, que no perdamos la ilusión, la fe, los ideales y la esperanza, que nuestro mundo familiar sea capaz de vivir los ideales humanos y evangélicos.

Santiago, ayúdanos a crecer en la fe y a crecer internamente. Todos tenemos problemas en la vida, ayúdanos a levantarnos, que no andemos arrastrados por la acera de la vida, que no perdamos nuestra dignidad humano‑cristiana. Sé nuestro apoyo en el "Camino de Santiago" y en el "camino de la vida".

Gracias señor Santiago.

Autor: Augusto Losasa. Párroco de Triacastela