Sobre la iniciativa «Sempre Xuntos»

Queridos hermanos,

gracias a Dios, estamos dejando atrás poco a poco lo más agudo de esta crisis sanitaria provocada por el virus Covid-19. Hemos procurado vivirla juntos, en las dificultades de los días de confinamiento y, especialmente, en la enfermedad, la soledad o ante el misterio de la muerte.

La caridad ha sido una fuente de esperanza constante, ha sostenido las certezas del corazón, como si fuese el aceite en la lámpara de nuestra fe. Hemos rezado al Señor con más insistencia, hemos procurado guardar ante los ojos su Presencia real y su Amor en la celebración de la Eucaristía, aunque fuese a través de medios de comunicación.

En este contexto surgió en nuestro presbiterio lucense la iniciativa Sempre Xuntos, buscando ayudar a las personas enfermas que estuviesen más solas y necesitadas en nuestras parroquias.

Sabemos que, en la nueva situación en que nos encontramos, las necesidades están creciendo, debido a la crisis económica y social generada por el confinamiento, afectando a la vida cotidiana de personas y familias. Por ello, nos pareció corresponder a la voluntad inicial de los donantes ampliar ahora los objetivos a los que está destinado el Fondo “Sempre Xuntos”, convirtiéndolo en un “Fondo diocesano” más permanente, vinculado a las necesidades caritativas más urgentes de nuestras parroquias. Adjunto el

Decreto de su constitución.

Quisiera agradecer sinceramente la iniciativa de aquellos sacerdotes que dio origen al Fondo, y la generosidad de todos los que la secundaron. De este modo, hemos respondido también desde nuestra Diócesis de Lugo a la petición hecha por la Conferencia episcopal española, en sintonía con el Papa Francisco, de que nosotros, obispo y sacerdotes, diésemos “un paso adelante de generosidad”.

Convertir ahora este “Fondo” en algo estable será ocasión para que todos podamos seguir contribuyendo al sostenimiento de los más necesitados, bien sabiendo que es una herramienta complementaria a todo lo que estamos haciendo ya en el día a día de las parroquias y las Cáritas.

El Fondo se constituye con 100.000€. De ellos 44.000 provienen de la campaña Sempre Xuntos que ya hicimos; la aportación de la Diócesis será de 32.000€, provenientes de los ingresos obtenidos a través del convenio con ArtiSplendore en nuestra Catedral; Caritas Diocesana aportará 24.000€. Es posible que las necesidades sean mayores que las posibilidades de este Fondo.

Por ello, toda aportación será bienvenida, nuestra y de nuestros fieles, pero también de asociaciones, empresas, etc., a las que podemos invitar a participar.

La Diócesis también está dispuesta a seguir colaborando, en la medida de sus posibilidades.

Como sabemos, la unidad de los fieles cristianos, la comunión a la que el Señor Jesús nos llama, hunde sus raíces en el fondo del alma, y alcanza nuestros cuerpos mortales y nuestros bienes, el presente y el futuro. En esta “nueva” normalidad que ahora comenzamos necesitaremos que sea verdad el lema de “Sempre Xuntos”, para no dejar atrás a nadie, y experimentar esta “comunión cristiana de bienes”, nacida de la libertad de la fe. Para cada uno de nosotros será testimonio palpable de la presencia de la caridad, del Espíritu del Señor que consuela, alienta nuestro caminar y nos guardará para la vida. Que el Señor nos bendiga y nos mantenga siempre unidos como su Pueblo. Para que pensando en Él, en su permanente Presencia eucarística entre nosotros, podamos decir cuando pasemos por cañadas oscuras: nada temo, tú vas conmigo, tu vara y tu cayado me sosiegan.

Mons. Alfonso Carrasco Rouco

Obispo de Lugo

Lugo, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, año 2020